Ciclo de la Boleta por Correo de Denver

Éstos son los pasos que ocurren para preparar y realizar una elección de boleta de votación por correo en Denver. 

 

Haga clic aquí para ver el resumen de pasos más visiblemente.

Ciclo de la boleta de votación por correo de Denver

Cualquier candidato o asunto que ha de aparecer en una boleta se debe certificar en la oficina electoral correspondiente. Para certificarse, los candidatos deben presentar la documentación ante el Secretario y Registrador del Condado o ante el Secretario del Estado, dependiendo del cargo deseado. La documentación típica que se requiere incluye una petición que debe estar firmada por un cierto número de votantes elegibles para calificar al candidato para participar en la elección. De manera similar, las peticiones se deben circular a fin de que se puedan incluir asuntos especiales en la boleta.

Todas las firmas presentadas en las peticiones para candidatos o asuntos deben verificarse comparándose con la Base de Datos de Registro de Votantes del Estado de Colorado (SCORE, por sus siglas en inglés). Si se verifican suficientes firmas para calificar al candidato o asunto para una elección, la petición se considera “suficiente” y el candidato o asunto se refiere a la boleta.

Durante esta fase de la preparación para la elección, se ingresa información crítica de la elección en diversos programas de computación.

En primer lugar, se programa en el sistema SCORE la información específica de la elección, incluyendo los cargos para elección, los candidatos para esos cargos, los límites territoriales de los cargos y los electores elegibles. Este sistema se utiliza en todos los condados de Colorado para mantener una sola lista de votantes registrados de Colorado así como para asistir en la administración de las elecciones de Colorado.

En segundo lugar, la información contenida en SCORE se transfiere al proveedor de elecciones de Denver, Dominion Voting Systems, quien carga esa información al programa de computación de su propiedad llamado BPS (programa de computación para la producción de boletas, por sus siglas en inglés). Dominion, en conjunto con la División Electoral de Denver, utiliza el programa BPS para hacer el diseño gráfico de la boleta.

En tercer lugar, se exporta un documento de BPS y se importa a un programa de computación para el conteo de boletas llamado WinEDS, o Windows Election Data System (sistema de datos electorales Windows). WinEDS crea la programación para las máquinas de conteo de boletas del conteo central así como las máquinas electrónicas de grabación directa (DRE, por sus siglas en inglés) que utilizan principalmente los votantes con discapacidades.

Por último, la información de la elección se transfiere a otro programa de computación. Este programa se llama WinETP, o Windows Election Tabulation Program (programa de tabulación de elecciones de Windows). Este programa se utiliza para recolectar los resultados de la elección de cada máquina de conteo individual y producir un solo conteo acumulativo.

El contenido de la boleta lo dictan las leyes federales, estatales y locales. Estas leyes dictaminan qué contiendas electorales aparecerán en la boleta y el orden en el que aparecerán. Las leyes federales también exigen que en la Ciudad y Condado de Denver, todas las boletas deben producirse en inglés y en español.

El diseño de la boleta consiste en la forma en que el contenido es presentado. El diseño lo determina la oficina electoral local a cargo de la conducción de la elección. Para prepararse para la Elección General de Noviembre de 2008, la División Electoral de Denver llevó a cabo un diseño y renovación completa de la boleta de Denver mediante las mejores prácticas establecidas a nivel nacional por expertos en la preparación de las boletas. El nuevo diseño incluyó: 1) un título nuevo más fácil de leer, 2) instrucciones enumeradas con letras grandes y acompañadas de una fotografía demostrativa de cómo llenar la boleta, 3) cambio de una a tres columnas en el diseño de la boleta, 4) el uso de sombreado para separar categorías de contiendas electorales y 5) cambio de lugar de los nombres de los candidatos.

Estos cambios mejoraron la claridad, sencillez y espacio en blanco en el diseño, lo cual mejoró y facilitó la lectura para el votante. El nuevo diseño fue altamente efectivo y redujo incidentes de errores del votante en aproximadamente un 50 por ciento.

Además del aspecto de la boleta, el diseño adecuado de la boleta también incluye el ingreso de datos precisos y la revisión y corrección del contenido de la boleta. Este proceso es altamente complejo porque incluye el ingreso de datos de múltiples candidatos y contiendas en boletas con un gran número de caras distintas.

Dado que en la Ciudad y Condado de Denver hay 429 precintos, para una elección general hay 429 boletas con diferentes caras. Para las elecciones primarias, cada partido tiene una boleta con una cara diferente en cada precinto. Por lo tanto, para un solo precinto puede haber hasta cuatro boletas con diferente cara y el condado completo puede tener hasta 1,716 boletas con diferentes caras. Cada una de estas caras de boletas debe ser revisada y corregida minuciosamente antes de que pueda iniciarse la producción de las boletas.

Además del diseño de las boletas de papel, también se deben diseñar, producir, revisar y corregir las boletas electrónicas que se usarán en las máquinas de votación electrónica. Y finalmente, las máquinas de votación electrónica también contienen boletas de audio que se deben grabar en las máquinas.

En conformidad con las leyes y reglamentos estatales, antes y después de cada elección, el equipo que se usa para registrar, tabular y reportar los votos debe ser probado. Se deben realizar tres tipos de pruebas del sistema de votación: una prueba de diagnóstico del equipo, una prueba de lógica y precisión y una prueba de auditoría posterior a la elección.

La prueba de diagnóstico del equipo se realiza para verificar que los componentes mecánicos de cada dispositivo electrónico de votación estén funcionando correctamente. Después de lograr una prueba exitosa de cada dispositivo, éstos se sellan. La División Electoral de Denver mantiene la documentación de la información sellada y los registros de todas las pruebas de cada dispositivo.

La prueba de lógica y precisión es una revisión documentada paso por paso de la capacidad de la División Electoral para producir resultados precisos de las opciones de los votantes para los candidatos y los asuntos de la boleta en una elección. Esta prueba la lleva a cabo el personal de la División Electoral y un consejo de prueba designado que consiste de por lo menos un representante de cada partido político principal y está abierta al público y a los medios de comunicación. Para prepararse para la prueba de lógica y precisión, el personal de la División Electoral prepara un juego de boletas de prueba con un número suficiente de ellas de manera que se incluya cada estilo de las boletas y permita al personal electoral votar por un lugar para cada candidato en cada carrera, incluyendo a candidatos escritos, exceso y faltantes de candidatos para cada carrera electoral. Este juego de prueba se pasa por los escáneres ópticos de boletas de alta velocidad de las Divisiones Electorales y los resultados se comparan con un conteo a mano de las mismas boletas.

La prueba oficial de lógica y precisión empieza cuando se suministra al Consejo de Pruebas boletas en blanco idénticas a las que se usarán en la elección. Los miembros del Consejo de Pruebas vota en forma secreta por las boletas de papel y por las máquinas de votación con pantalla táctil. A continuación, un equipo de tabulación de boletas cuenta las boletas a mano. Una vez tabuladas, las boletas se pasan a través de los escáneres ópticos de boletas de alta velocidad. Enseguida los resultados de los escáneres ópticos se comparan con los resultados del conteo manual. Cualquier discrepancia que se encuentre se informa, trata y reconcilia. Como último paso, el Consejo de Pruebas firma un documento de Certificación Pública de Pruebas de Lógica y Precisión verificando que se completaron todas las pruebas necesarias de manera satisfactoria.

Después del Día de Elección, se lleva a cabo la Auditoría Posterior a la Elección cuando el Secretario del Estado selecciona al azar qué máquinas de elecciones se auditarán y luego notifica su decisión a la División Electoral de Denver. Las máquinas seleccionadas incluyen cinco por ciento de máquinas de votación de pantalla táctil y por lo menos uno de los escáneres ópticos de boletas Sequoia 400c.

Durante la auditoría posterior a la elección, los funcionarios electorales seleccionan al azar un cinco por ciento pero un máximo de quinientas boletas reales que fueron tabuladas en el escáner óptico de boletas seleccionado durante la elección. El contador público de la máquina se pone en ceros y las boletas se recuentan. A continuación se genera un nuevo informe y las boletas se cuentan a mano y se comparan con el informe. El mismo proceso se aplica a las máquinas de votación de pantalla táctil y los conteos manuales se comparan con los resultados del rastreo en papel de la auditoría de cada impresora.

Por lo menos dos miembros del Consejo de Escrutinio de Denver observan la prueba de auditoría posterior a la elección. En caso de que se descubran discrepancias durante las pruebas, los miembros del Consejo de Escrutinio verifican los resultados cuantas veces sea necesario y revisan si hay posibles errores de votantes, como marcas extrañas, para aclarar las discrepancias. Una vez que se completa la prueba, la División Electoral de Denver presenta un informe al Secretario del Estado que incluye los resultados de la auditoría, incluyendo las máquinas específicas que se probaron y sus números de serie.

La producción de boletas incluye la impresión de boletas de papel y la colocación de esas boletas en sobres de boletas de envío por correo. Las impresoras de boletas imprimen las boletas siguiendo los requisitos estrictos de la División Electoral, como el peso de papel correcto así como el registro de la imagen de la boleta en el papel. Con tales requisitos tan estrictos, sólo ciertas impresoras certificadas son capaces de imprimir boletas en Denver.

Una vez que se imprimen las boletas, se colocan en un sobre genérico de boletas y luego se rocía el nombre del votante individual y el código de barras en la parte exterior del sobre. Este proceso es extremadamente complejo y requiere el uso preciso de bases de datos generadas por computadora y costosa maquinaria de inserción porque a cada votante se le debe enviar una boleta que corresponda con su precinto y cara de boleta correctos.

En la primavera de 2009, la División Electoral de Denver solicitó propuestas de impresores de boletas certificadas de todo el país con la intención de ahorrar dinero a los contribuyentes de impuestos en los costos de impresión. Un total de seis compañías respondieron con presupuestos competitivos y el contrato se asignó a ProVote Solutions. El nuevo contrato ha beneficiado a los ciudadanos de Denver con el ahorro de miles de dólares en costos de impresión y con la impresión de las boletas de Denver en la localidad. Además de beneficiar a los contribuyentes de Denver, el requisito de impresión local beneficia a la División Electoral porque los funcionarios electorales ahora pueden supervisar directamente la impresión y el ensamblado de los sobres de envío por correo con mayor regularidad sin tener que viajar fuera del estado.

Anteriormente en Denver, una vez que las boletas se imprimían y entregaban a la Oficina Postal, los funcionarios electorales y los votantes desconocían el estatus de las boletas. Ahora, la División Electoral de Denver se ha asociado con la compañía local de programas de computación i3logix y con el Servicio Postal de los Estados Unidos para crear Ballot TRACE (Motor de Rastreo, Informe y Comunicación de Boletas). Ballot TRACE permite a los funcionarios electorales y a los votantes de Denver rastrear la boleta enviada por correo desde la impresora de boletas de la División Electoral de Denver hasta las instalaciones de correos a volumen de Denver, a un cartero local y nuevamente a través del sistema postal hasta la División Electoral de Denver. Los funcionarios electorales reciben informes diarios del estatus de todas las boletas enviadas por correo mientras que los votantes pueden optar por recibir mensajes de rastreo de las boletas por correo electrónico o por mensaje de texto acerca del estatus de su boleta particular. Por consiguiente, la División Electoral anima a los votantes a inscribirse en este servicio opcional antes de que las boletas se entreguen a U.S.P.S. (servicio postal).

La División Electoral de Denver envía las boletas a los votantes a través del Servicio Postal de los Estados Unidos. En las elecciones con boletas de votación por correo, las boletas se envían de 18 a 22 días antes del Día de Elección y se envían automáticamente a todos los votantes designados por la ley electoral de Colorado como votantes “activos” y votantes designados como “inactivos – no votan”.

El proceso postal cominza en la impresora donde se empaquetan las boletas en charolas y en paletas. Enseguida representantes de U.S.P.S. pesan estos sobres en las instalaciones de la impresora. A continuación las boletas se transfieren en camiones asegurados a las Instalaciones Postales Generales de Denver. Una vez que llega el envío de boletas a las Instalaciones Postales Generales, el inspector y los representantes postales de la División Electoral de Denver se encuentran presentes para recibir el envío y hacer una inspección, a fin de asegurar que ha llegado la cantidad correcta. Una vez que se realiza la inspección, las boletas de votación por correo se escanean en el sistema de rastreo de la Oficina Postal y se clasifican en rutas postales para entregarse a los votantes de Denver.

Después de que las boletas se entregan a las Instalaciones Postales Generales de Denver, las boletas se procesan y entregan a los carteros individuales. Luego los carteros entregan las boletas a los votantes. Si usted recientemente ha cambiado de domicilio, visite www.govotecolorado.com para buscar su dirección en archivo y asegurarse de que esté actualizada. La fecha límite para hacer cambios a su registro de votante es 29 días antes del Día de Elección.

Los votantes pueden enviar las boletas llenas a través del Servicio Postal de los Estados Unidos o cualquier otro servicio de entrega que el votante pueda seleccionar. Para enviar una boleta llena por correo, el votante debe poner el sello postal correcto. Sin embargo, los funcionarios electorales de Colorado generalmente no rechazan boletas que no tienen el sello postal adecuado.

Una vez que la Oficina Postal recibe una boleta llena, se escanea en el sistema de rastreo postal de la Oficina Postal y luego se entrega a volumen a la División Electoral de Denver diariamente.

De manera alternativa, el votante puede entregar una boleta llena personalmente él mismo o a través de otra persona en un Centro de Servicio al Votantes. La ley de Colorado restringe a cualquier votante entregar más de 10 boletas en cualquier elección.

Hay 8 Centros Electorales de Servicio para Votante y Votacion en Denver. Todos tienen buzones para entrega de boleta desde al automóvil afuera del centro. Puede encontrar las localidades de los Centros de Servicio en www.denvervotes.org. La División Electoral de Denver ha instalado 13 buzones de 24 horas seguras para el deposito de boletas en la ciudad  disponibles  durante el período de la elección hasta las  7 P.M. el día de elección.

Los servicios adicionales de los Centros de Servicio al Votante incluyen reemplazo de boletas extraviadas o dañadas, registro de emergencia, afiliación de partidos para votantes no afiliados en una Elección Primaria y máquinas de votación que cumplen con ADA.

Todas las boletas llenas deben estar en posesión de la División Electoral de Denver para las 7:00 p.m. del Día de Elección para que puedan ser contadas.

Las boletas llenas se reciben en la División Electoral en la Sala de Recibo de Boletas. La Oficina Postal y el personal de la División Electoral entregan las boletas de votación por correo desde los Centros de Servicio al Votante ubicados en toda la ciudad. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público.

Para seguridad, la Sala de Recibo de Boletas tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, cada empleado electoral en esta sala debe usar un chaleco azul marino, un gafete de identificación y un botón de afiliación de partido.

En esta sala, las cajas de boletas y las charolas postales están registradas en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral, de manera que la División puede medir exactamente dónde y cuándo los votantes entregaron sus boletas. A continuación se estampa la fecha y la hora en las boletas, de acuerdo a la ley estatal, y se desprende una ficha de firma de privacidad de los sobres de las boletas. Finalmente, las boletas se cuentan, se separan en lotes de 200, y se registran en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral. A partir de este momento, un equipo de seguridad de boletas transfiere las boletas a la Sala de Verificación de Boletas.

Un equipo de seguridad de boletas entrega las boletas de la Sala de Recibo de Boletas a la Sala de Verificación de Boletas. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público. Para seguridad, la Sala de Verificación de Boletas tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, cada empleado electoral en esta sala debe usar un chaleco azul rey, un gafete de identificación y un botón de afiliación de partido.

En esta sala, los lotes de boletas se registran primeramente en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral. Enseguida, los empleados electorales, trabajando con un lote de 200 sobres de boletas, acceden a un registro de votantes de la base de datos del registro de votantes SCORE del Estado de Colorado y comparan la firma del votante del sobre de la boleta con la firma que se tiene en archivo en SCORE. Si la firma coincide, la boleta se acepta y el registro de SCORE del votante se actualiza para indicar que la boleta se verificó. Si la firma no coincide, un equipo bipartidario de dos empleados electorales comparan las firmas. Si el equipo determinar que las firmas coinciden, la boleta se acepta. Si el equipo determina que las firmas no coinciden, se envía una carta al votante pidiéndole que entregue un Formulario de Declaración de Firma.

A partir de este momento, un equipo bipartidario de seguridad de boletas transfiere las boletas a la Sala de Preparación de Boletas.

Un equipo bipartidario de seguridad de boletas entrega las boletas de la Sala de Verificación de Boletas a la Sala de Preparación de Boletas. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público. Para seguridad, la Sala de Preparación de Boletas tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, cada empleado electoral en esta sala debe usar un chaleco verde, un gafete de identificación y un botón de afiliación de partido.

En esta sala, los lotes de boletas se registran en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral. A continuación los sobres con las boletas de votación por correo se abren con un abridor de sobres de alta velocidad y un equipo bipartidario de dos personas trabaja en conjunto para:

Quitar la funda de votación secreta que contiene la boleta del votante del sobre de la boleta;

Sacar la boleta de la funda de votación secreta;

Quitar cualquier elemento extraño en la boleta colocado por el votante;

Aplanar los dobleces en la boleta;

Colocar las boletas en una caja de transferencia de boletas.

Se debe observar que siempre se mantiene la privacidad del votante porque un miembro del equipo separa la funda de votación secreta del sobre de la boleta (con el nombre del votante en éste) y el segundo miembro del equipo saca la boleta de la funda de votación secreta. Los sobres vacíos y las fichas se colocan en cajas para almacenarse en una caja fuerte 25 meses y un equipo de seguridad de boletas transfiere las boletas a la Sala de Conteo de Boletas.

Un equipo de seguridad de boletas entrega las boletas de la Sala de Preparación de Boletas a la Sala de Conteo de Boletas. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público. Para seguridad, la Sala de Conteo de Boletas tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, cada empleado electoral en esta sala debe usar un chaleco rojo, un gafete de identificación y un botón de afiliación de partido.

En esta sala, los empleados electorales reciben cajas de transferencia de boletas y las registran en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral. Enseguida, un tercer equipo de conteo de tres personas procesa las boletas a través de los Escáneres de Boletas de Alta Velocidad Sequoia 400c. Los escáneres leen las marcas en las boletas indicando la opción del votante para candidatos y asuntos. En este momento los escáneres no tabulan los resultados, simplemente leen los escaneos y pasan los resultados a una computadora de tabulación. Algunas veces el escáner rechaza alguna boleta, generalmente debido a marcas inadecuadas, votos encima o por debajo, o porque la boleta está desfasada, rota o dañada.

Si un escáner rechaza la boleta, un equipo bipartidario de resolución de boletas examina la boleta y envía las boletas correspondientes a la Sala de Duplicación de Boletas para que se duplique. Las boletas restantes se devuelven a través de los escáneres de boletas. Las boletas que se escanean bien se sellan en una caja de transferencia de boletas y se registran en el Sistema de Rastreo de Boletas de la División Electoral y luego se envían a la Sala de Almacenamiento de Boletas, donde se almacenan 25 meses y luego se destruyen.

 

Un equipo de seguridad de boletas entrega las boletas dañadas que necesitan duplicarse a la Sala de Duplicación de Boletas. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público. Para seguridad, la Sala de Duplicación de Boletas tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, cada empleado electoral en esta sala debe usar un chaleco marrón, un gafete de identificación y un botón de afiliación de partido.

En esta sala se hace un inventario de las boletas dañadas y se obtiene una boleta en blanco que coinciden con la boleta dañada del inventario de boletas. Los equipos bipartidarios de resolución de boletas trabajan en conjunto para examinar la boleta dañada a fin de determinar la intención del votante y luego hacen un duplicado correcto marcando la boleta en blanco. Los equipos de duplicación mantienen un diario con información importante de cada boleta que se duplica. Todas las boletas originales y duplicadas se enumeran con el mismo número de manera que se puedan identificar en un momento posterior, si fuera necesario.

Las boletas duplicadas se devuelven a la Sala de Conteo de Boletas para ser contadas. Las boletas dañadas se sellan en una caja de transferencia de boletas y se envían a la Sala de Almacenamiento de Boletas, donde se almacenan 25 meses y luego se destruyen.

La tabulación de boletas se lleva a cabo en una computadora de tabulación que está ubicada en la Sala de Conteo de Boletas. Todas las actividades que ocurren en esta sala pueden ser atestiguadas por el público a través de una ventana que se abre a un espacio público. Para seguridad, esta sala tiene una llave de tarjeta y cuenta con cámaras encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Adicionalmente, sólo el personal de tiempo completo de la División Electoral con la identificación correspondiente tiene permitido entrar en esta sección de la sala.

La tabulación de las boletas se logra mediante la recopilación de los resultados de votación escaneados de ocho escáneres ópticos de boletas de alta velocidad Sequoia 400c y los totales de los votos electrónicos de las máquinas de votación electrónica con pantalla táctil Sequoia Edge II. Los resultados de las máquinas de escaneo se envían a la computadora de tabulación de boletas a través de una red aislada segura que no tiene ningún enlace con ninguna otra red ni con el Internet. Los resultados de las máquinas de votación con pantalla táctil se descargan de las máquinas en cartuchos de resultados de votación y luego se cargan a la computadora de tabulación de boletas.

La computadora de tabulación reúne y compila todos los resultados utilizando dos programas de computación, un programa de tabulación de boletas llamado WinETP o Programa de Tabulación Electoral de Windows y el programa WinEDS o Sistema de Datos Electorales de Windows. Desde este sistema se imprimen los resultados y también se descargan a una barra de memoria USB de manera que se puedan cargar al sitio web de la División Electoral.

La noche del día de la elección, se publican los resultados no oficiales de la elección en la División Electoral y en su sitio web (www.denvervotes.org). Los resultados se publican a partir de las 7 p.m. y se actualizan cada hora y media hasta que se completa todo el conteo. Los resultados no oficiales de la elección también se proporcionan a las organizaciones locales de noticieros y a  Associated Press.

Después del Día de Elección ocurren diversas actividades posteriores a la elección antes del escrutinio oficial de la elección y la certificación de resultados. Estas actividades incluyen: procesamiento de boletas provisionales, reconciliación de crédito de votantes de libros y formularios de votación en papel de respaldo utilizados en los Centros de Servicio al Votante, envío y recibo de cartas de discrepancia de firmas, envío y recepción de cartas de identificación, procesamiento de votantes que acuden a la oficina para firmar sus boletas no firmadas, procesamiento de boletas que se reciben dentro de ocho días de la elección de electores uniformados que se encuentran en el extranjero, y procesamiento de boletas tardías que se reciben en la División después de las 7 p.m. la noche del día de la elección.

Primeramente, el personal de la División Electoral recopila todos los formularios que se usaron en los Centros de Servicios al Votante, libros de votación de papel de respaldo y sobres provisionales de boletas. Cada formulario se verifica y escanea en el registro del votante correspondiente. Adicionalmente, el personal de la División Electoral revisa los libros de votación de papel de respaldo y verifica que el crédito de los votantes se haya emitido a cada votante correctamente. Finalmente, equipos bipartidarios procesan y revisan cada boleta provisional utilizando una lista de verificación detallada y la procesan para determinar la elegibilidad del votante. Todas las boletas provisionales deben verificarse y contarse en un plazo de 10 días después de la elección.

Otro proceso posterior a la elección incluye el procesamiento de cartas sin firma, cartas de discrepancia de firmas y cartas de requerimiento de identificación. Durante el proceso de verificación de firmas, de acuerdo a lo que exige la ley estatal, la firma de un votante en los sobres oficiales se compara con la firma en archivo del sistema de registro de votantes de todo el estado.

Si un votante no firmó el sobre oficial, se envía una carta solicitando que el votante acuda a la División Electoral para firmar su boleta dentro de ocho días después de la elección. Si un votante acude para firmar su boleta, la boleta se cuenta y se incluye en los resultados oficiales de la elección. Adicionalmente, durante el proceso de verificación de firma, si la firma de un votante está presente en el sobre pero no coincide con la firma en archivo, se envía una carta solicitando que el votante llene un Formulario de Declaración de Firma y que lo envíe a la División Electoral. Los votantes tienen ocho días para enviar este formulario a la División Electoral para asegurar que su boleta se tome en cuenta y se incluya en los resultados oficiales.

Por último, se puede pedir a algunos votantes que no cumplieron con los requisitos de identificación para registrarse para votar que proporcionen identificación con su paquete de boleta de votación por correo. Si un votante no proporcionó una copia de su identificación con su boleta de envío por correo, tiene ocho días después de la elección para hacerlo.

El paso final en el proceso posterior a la elección es procesar todas las boletas de los electores en los servicios uniformados que se encuentran en el extranjero que se entregan a la División Electoral después de las 7 p.m. del día de elección. En conformidad con la ley del estado, estas boletas se deben recibir y procesar en un plazo de ocho días después de la elección. Después de que se verifican estas boletas, se cuentan y se incluyen en los resultados oficiales de la elección. En segundo lugar, algunas boletas de votación por correo se reciben de votantes regulares en la División Electoral después de las 7 p.m. del día de la elección. El personal de la División Electoral procesa estas boletas y las marca como “Rechazadas - Recibidas después de las 7 p.m. el Día de Elección y no se cuentan”.

El escrutinio de una elección es el proceso mediante el cual los resultados no oficiales de una elección se examinan minuciosamente y luego se certifican. El escrutinio lo lleva a cabo el Consejo de Escrutinio del Condado de Denver. Este consejo consiste de una o más personas designadas de los dos partidos políticos principales y la Secretaria y Registradora de Denver.

El Consejo de Escrutinio reconcilia las boletas emitidas en una elección para confirmar que el número de boletas contadas en esa elección no excede el número de boletas emitidas en esa elección. El consejo también reconcilia las boletas emitidas en cada precinto electoral para confirmar que el número de boletas emitidas no excede el número de electores registrados en el precinto. Al llevar a cabo su función, el consejo del dictamen generalmente inspecciona los documentos que ha producido la División Electoral y que ha presentado al Consejo de Escrutinio durante una asamblea celebrada aproximadamente dos semanas después de la elección. Sin embargo, el Consejo del Dictamen puede examinar cualquier documento de la elección que desee y puede estar presente para inspeccionar cualquier actividad previa o posterior a la elección.

A más tardar el décimo tercer día después de una elección primaria y a más tardar el décimo séptimo día después de cualquier otra elección coordinada por un Secretario y Registrador del Condado, el Consejo del Dictamen completa sus obligaciones certificando el abstracto de votos emitidos en la elección y transmitiendo la certificación de los resultados de la elección al Secretario del Estado, a la Ciudad y Condado de Denver y a cualquier otra subdivisión política involucrada en la elección.

Si se realiza un recuento y cambia el resultado de los votos, el Consejo de Escrutinio prepara y certifica un abstracto oficial modificado de los votos emitidos. Si el resultado de los votos no cambia después del recuento, el Consejo de Escrutinio incluye una declaración para ratificar el efecto en el abstracto oficial de votos emitidos.

Feedback